Unboxing de la Phrozen Sonic Mini 8K, más grande de lo que piensas
30 diciembre, 2021
Detalle de una impresión con la Sonic Mini 8K
Phrozen Sonic Mini 8K, primera impresión, gran resolución pero podía ser mejor
10 enero, 2022

Ajustes básicos de la Phrozen Sonic Mini 8K, tan sencillos como vitales

Vista de la Phrozen Sonic Mini 8K

Si te acabas de comprar tu nueva SM8K, te ofrecemos los ajustes básicos de la Phrozen Sonic Mini 8K antes de comenzar a imprimir, vital para que todo salga bien.

Las prisas para estrenar impresora muchas veces nos lleva a cometer errores de base, por lo que la primera regla es siempre no ser un ansioso…

Tal y como repasamos en nuestro artículo sobre cosas a hacer antes de imprimir con tu nueva impresora de resina, también debes seguir estos pasos. Te aconsejamos que lo vuelvas a repasar.

Resumiendo ese artículo muy rápidamente, tal y como recibes la impresora verifica que llega bien, sin golpes, que no faltan accesorios ni piezas.

Luego repasa toda la tornillería, verifica que la cubeta no pierde, quita todos los plásticos protectores, y comprueba que la fuente de luz LED y la máscara LCD funcionan correctamente. Evidentemente deberás conectar el transformador a la impresora y luego a la corriente antes de encenderla con el botón de la parte trasera.

En general no encontramos ningún tornillo suelto o alguna pieza dañada. Todo al contrario, la buena calidad y exquisito acabado son la tónica de esta Mini 8K. Pero es nuestro deber revisar todo.

Hay que retirar el plástico protector de la máscara LCD, importante, y realizar la calibración de la base de impresión. Tal y como os explicamos en nuestro artículo sobre cómo hacer la calibración dela base de impresión, el procedimiento es idéntico al de la SM4K, por ejemplo.

Con la llave Allen que viene con la impresora aflojamos los tornillos superiores de la base de impresión para poder calibrarla. Con la base ya sobre la máscara LCD -y el folio- recomendamos aflojar y volver a apretar los tornillos inferiores que sujetan la base directamente.

Pon en marcha la impresora, retira la cubeta, coloca un folio sin arrugas y limpio sobre la máscara LCD. Afloja los cuatro tornillos Allen que unen la base de impresión al brazo de sujeción.

Ahora en la pantalla LCD táctil de control selecciona Tools y a continuación Z-Calib. En la misma pantalla te dan las instrucciones, así que es imposible equivocarse.

Para calibrar la base de impresión en la pantalla se ofrecen instrucciones claras y sencillas.

Pulsa Next en la pantalla táctil y la base bajará hasta tocar la máscara LCD. Una vez se detenga tras emitir un pitido, antes de reapretar los cuatro tornillos Allen que has aflojado, te recomendamos otra cosa.

Afloja totalmente y vuelve a apretar los tornillos Allen de las pletinas laterales que sujetan directamente la base de impresión. De este modo las pletinas laterales quedarán perfectamente asentadas. En nuestro caso encontramos que, por este detalle, la base no quedaba totalmente plana por unas décimas.

Ahora sí, reapretamos los cuatro tornillos Allen que hemos aflojado antes, los que sujetan la base al brazo de sujeción, tratando de que no se mueva la base.

Una vez reapretados pulsamos el botón de Done y la base de impresión retornará automáticamente a su «punto muerto superior».

Con la base de impresión calibrada y todos los repasos hechos, llega la hora de instalar nuestra impresora en Chitubox 1.9, que es la única versión que funcionará con la Mini 8K. El Lychee Slicer también es compatible, no así los Chitubox 1.8 o anteriores.

Abrimos Chitubox 1.9 y en Configuración seleccionamos el boton + de añadir impresora. En el menú de scroll seleccionamos Other y Default. Una vez creada la nueva impresora Default, insertamos en el PC el USB Sandisk que viene con la impresora.

Desde el mismo menú de la impresora Default creada, nos vamos a la parte superior derecha al botón Perfil de Importación. Pulsamos en él y navegamos hasta el USB; allí veremos un archivo *.cfg de la Mini 8K. Pulsamos y damos OK y la impresora se añadirá a Chitubox, así como los perfiles de impresión de las resinas de Phrozen.

Un último paso es dar nombre a la impresora. En el mismo menú de Configuración, en el apartado Máquina, veremos una casilla Nombre: Default. Cambiar el nombre Default por el de Phrozen Sonic Mini 8K y ¡ya está!

Así ya tenemos la impresora repasada, calibrada y lista para trabajar con Chitubox 1.9. Ahora solo os quedará comenzar a encontrar el tiempo de exposición de vuestras resinas, que podéis realizar de la manera que os explicamos en este artículo y en el que usamos el test de Phrozen.

Esperemos que estos ajustes básicos de la Phrozen Sonic Mini 8K os ayuden a conseguir impresiones perfectas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Por favor, para seguir navegando acepte la política de cookies y privacidad del sitio. Consulte aquí nuesta Política de Cookies y nuestra , Política de Privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies