impresion3daily multipro
MultiPro, el lápiz 3D multifunción para makers
26 septiembre, 2018
Volkswagen usará la impresión 3D
Volkswagen usará la impresión 3D para la producción en masa
3 octubre, 2018

Filamentos para impresión 3D hechos con deshechos de restaurantes, esto sí es reciclar

plástico con restos de comida

“Cada año se deshechan 1 billón de dólares de comida en el mundo”… El dato que facilita Luna Yu, fundadora y CEO de Genecis, es demoledor e inquietante. Pero desde esta startup nacida dentro de la Universidad de Toronto Scarborough (UTSC) ha encontrado una posible solución para parte de estos deshechos.

Básicamente, se trata de buscar maneras para reciclar estos residuos para darles otros usos, y la que han encontrado les permite convertir la basura de los restaurantes en plásticos biodegradables que pueden ser usado para hacer juguetes, para paquetería y, olala, para crear filamentos para impresión 3D, además de otras aplicaciones médicas.

La idea nació en otra startup, donde Luna Yu vio como era posible convertir restos de comida en biogas. Allí vió como la microbiología podía convertir materiales, y empezó a buscar otras combinaciones, analizar en qué más podía convertir los restos de comida.

Los plásticos reciclables no fueron su primera opción, pero finalmente encontraron una fórmula que les permitía crear este tipo de material con un gran potencial de penetración en el mercado.

Los PHA son un polimero biodegradable de alta calidad producidos por una bacteria y tienen varias ventajas respecto a otros plásticos biodegradables. El primero es que pueden usarse como termoplástico, eso es, pueden ser fácilmente modelables. El segundo es que pueden entrar en el contenedor amarillo sin arruinar el proceso de reciclaje, como hacen otro tipo de bioplásticos. Y es que la mayoría de gente no tira estos plásticos en el contenedor de compost.

El proceso de transformación

Genecis usa un proceso de tres pasos para producir sus plástivcos PHA con restos de comida. Primero usan una mezcla sin oxígeno de bacterias que convierten la comida en ácidos grasos volátiles, un proceso similar al que la comida es sometido en nuestro estómago. Estos gases se mezclan a continuación con otras bacterias con oxígeno que son capaces de producir el PHA. Finalmente, en hay que separar el plástico de las baterias y purificarlo.

 

plástico biodegradable comida

Foto: Universidad de Toronto

Así, en unos siete días estas sobras de macarrones, ensaladas y pan que los restaurantes deshechan a diario se convierten en plástico purificado, listo para ser usado. Nada mal, ¿no?

Para el año que viene, esta joven compañía espera ser capaz de convertir cada semana unas tres toneladas de basura en PHA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Por favor, para seguir navegando acepte la política de cookies y privacidad del sitio. Consulte aquí nuesta Política de Cookies y nuestra , Política de Privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies