imagen d ela resina Siraya tech Blu Obsidian Black
Siraya Tech Blu Obsidian Black, la maravillosa resina ahora en negro
17 enero, 2022
BCN3D anuncia una nueva tecnología
BCN3D anuncia una nueva y revolucionaria tecnología de impresión 3D
25 enero, 2022

Solución a las impresiones en resina que se agrietan

Imagen de una pieza impresa en resina agrietada y reventada

Te ofrecemos la solución a las impresiones en resina que se agrietan, un fallo que solemos cometer en nuestros primeros trabajos.

Tanto si acabas de llegar al mundo de las impresiones en resina como si eres un veterano, estamos seguro que has experimentado este problema.

Se trata de esos trabajos realizados en una impresora de resina que, al cabo de un tiempo, se agrietan y explotan sin razón aparente, como si hubiese salido un Alien de su interior.

No importa la resina o la impresora que utilices… Si cometes el fallo, la pieza reventará sin remedio, a no ser que…

Si has sufrido este problema habrás observado que la inmensa mayoría de veces se trata de piezas huecas y cerradas, o bien de piezas huecas con un pequeño agujero en su base, por ejemplo, o de piezas grandes y macizas.

Resumiendo, son piezas huecas en las que el interior no es accesible. Esto vale tanto para piezas grandes como para piezas de unos milímetros. También se aplica a piezas grandes y macizas.

Imprimir una pieza hueca y cerrada no es una buena idea…

Pues bien, para evitarlo nunca debes imprimir piezas huecas y cerradas, nunca. Si lo haces significa que la resina no curada queda atrapada en su interior, y siempre hay restos de resina sin curar hasta que no la limpias con alcohol IPA.

Y es que si dentro de una pieza queda resina sin curar, ésta acaba degradando la resina curada, que al final cede y se parte, destrozando la pieza.

O sea que primera norma: no imprimir piezas huecas cerradas.

Ahora vamos con las piezas huecas pero a las que no tenemos acceso a su interior, solo por un pequeño orificio.

En este caso podremos tener la posibilidad de eliminar la resina de su interior con un buen lavado en IPA y posterior baño en una máquina de ultrasonidos.

La clave reside en poder acceder al interior de la pieza hueca para limpiarla y curarla por dentro

Sí, hemos eliminado toda la resina no curada de su interior, pero no hemos eliminado la posibilidad de que se agriete y se rompa. ¿Por qué?

Pues porque en nuestro horno de curado la luz UV solo bañará la superficie externa de la pieza, y no curará la resina de su cara interna.

Y es que la luz UV no atravesará la resina si es opaca, lo que suele ser bastante normal ya que no imprimimos con resina transparente normalmente.

Ya ves que piezas pequeñas o grandes, huecas cerradas o huecas con un orificio, e incluso piezas macizas, todas se agrietan…

O sea que segunda norma: debemos ser capaces de curar el interior de una pieza hueca.

La solución para este segundo caso es sencilla: tras la pertinente limpieza a fondo del interior, y del curado de la pieza en su cara externa, deberemos también de curar la superficie interior de la pieza.

Para ello deberemos de proveernos de una pequeña lámpara de rayos UV (485 nm) que podamos introducir por los orificios que tenga la pieza -si podemos diseñar la pieza con unos orificios mayores, mejor-.

La cuestión es que deberemos curar muy bien el interior de la pieza y asegurarnos que esté al 100%. Solo así tendremos la certeza que nuestra impresión no se agrietará con el paso del tiempo.

Seguramente ahora estarás mirando esa pieza impresa hueca y cerrada que imprimiste hace unas semanas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Por favor, para seguir navegando acepte la política de cookies y privacidad del sitio. Consulte aquí nuesta Política de Cookies y nuestra , Política de Privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies