impresion3daily wim3rl delta
Tres extrusores refrigerados por líquido para las impresoras Delta
20 enero, 2016
impresion3daily filament FDM
Consejos para preservar de la humedad tus bobinas de filamento
26 enero, 2016

¿Qué hacer si tu boquilla se ha atascado?

impresion3daily limpieza boquilla

¡Que levante la mano aquel al que no se le haya atascado nunca la boquilla de la impresora 3D FDM!

¡Nadie!

A todos nos ha ocurrido alguna vez, así que no hay que avergonzarse de ello. Shit happens!

Si estáis imprimiendo con ABS y veís que de la boquilla no sale nada de plástico o muy poco, es señal inequívoca que tenéis la boquilla atascada.

Deberéis desmontarla y limpiarla, con herramientas adecuadas, mirando de no romper nada y esperando a que la boquilla se haya enfriado.

Si no os veís capaces de hacerlo, mejor no tocar nada y pedir ayuda a algún amigo manitas.

Recomendamos utilizar guantes, gafas de protección y realizar este trabajo en un lugar ventilado y sin materiales inflamables en su entorno.

Una vez desmontada, si el filamento atascado es ABS, ponéis la boquilla en un pequeño recipiente -si puede ser de vidrio, mejor- con acetona.

La acetona disuelve el ABS. Dejáis la boquilla unas cuantas horas, removiendo el botecito de cuando en cuando y comprobando regularmente si el plástico se disuelve.

Para ayudar a desatascar la boquilla podéis utilizar una cuerda de guitarra de acero, de las más finas, y la introducis suavemente por su parte más ancha -por la parte de la rosca- para ir abriendo paso en el plástico, que deberá estar blando.

Deberéis vigilar de no rayar las paredes de la boquilla de bronce, ya que el acero es más duro que el bronce. Vigilad sobre todo el extremo fino de la boquilla. Cualquier mal movimiento puede deformar la punta de la boquilla y estropearla, lo que llevaría a una salida anómala del plástico fundido y a una mala impresión.

Si la acetona no disuelve del todo el ABS, podéis ayudaros de un pequeño soplete antorcha doméstico de los que venden por internet, calentando la boquilla hasta que el plástico del interior se funda.

Una vez limpia la podéis volver a colocar en el extrusor, siempre viguilando de hacerlo correctamente y con las herramientas adecuadas.

Las mejores boquillas son las de acero, ya que a la hora de limpiarlas son mucho más resistentes, aguantándolo todo.

Y mejor tener siempre una boquilla de recambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies